Laboratorios Hahnemann:

28 años aportando al cuidado de la salud

Existen emprendimientos que quieren cambiar el mundo. Laboratorios Hahnemann comenzó en 1988 con una pequeña manufactura de medicamentos homeopáticos que buscaba integrar la medicina tradicional a una ciencia que comenzaba a revolucionar el tratamiento de las enfermedades en el mundo. Ese revolucionario método consiste en definir los niveles de salud como una contribución altamente original a la medicina en general. Siguiendo esa orientación, Laboratorios Hahnemann innovó en el tradicional concepto del diagnóstico y los métodos convencionales para el tratamiento de las enfermedades, fabricando una gama de medicamentos homeopáticos que buscaba la salud integral del paciente.

Ese aporte a la medicina convencional, se fortaleció convocando a la comunidad médica a participar de seminarios y conferencias que reforzaron la avanzada del método homeopático y abrió el camino para consolidar la presencia del laboratorio en Bolivia. Pero, además de invocar a la especialización, la empresa actuó dispuesta a reformular los procedimientos convencionales y emprendió el cambio con acciones concretas. Volcó todos sus recursos en la instalación de una moderna fábrica de medicamentos en tres líneas de productos elaborados bajo las más altas normas de calidad. A la línea homeopática que la define por naturaleza, se sumaron la línea química y la de productos naturales.

Los propietarios de Laboratorios Hahnemann decidieron avanzar trazando como objetivo fundamental el cuidado de la salud humana. La planta de la compañía, ubicada en la ciudad de El Alto, fabrica en la actualidad más de 150 medicamentos y se ha convertido con el correr de los años en una de las más modernas del país. “Hemos dedicado todos nuestros esfuerzos desde 1988 al cuidado de la salud humana acompañando los avances de la ciencia para brindar a la comunidad médica opciones terapéuticas de avanzada”, aseguran los propietarios.

El personal se encuentra comprometido a reforzar el espíritu que los une en la fabricación de medicamentos. “Podemos decir con orgullos que a lo largo de estos 28 años de permanencia en el mercado hemos ganado un lugar de prestigio entre los integrantes del cuerpo médico, que nos confirma como una de las principales compañías farmacéuticas de Bolivia”, dice el Gerente General de Laboratorios Hahnemann.

Capacidad, tecnología y compromiso social

Una de las tareas inmediatas es consolidar presencia en la industria farmacéutica nacional. Y para conquistarla de manera definitiva, la compañía lleva adelante un programa de renovación de su equipamiento. Ha realizado una importante inversión en los últimos años para estar a la vanguardia con máquinas de última generación. Es así que ha construido un nuevo y mejorado laboratorio con la aplicación de normas internacionales Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). Los equipos de Laboratorios Hahnemann son una garantía para la fabricación de productos farmacológicos de alta gama. El laboratorio cuenta con sistemas de control y calidad avanzados en sus diferentes áreas para el análisis de productos segregados. Además, importa la mejor materia prima de proveedores certificados, situación que constituye otro de los pilares de la calidad de los productos fabricados por la compañía.

A través de un sistema integrado de gestión y la participación activa de la organización, la compañía pretende mejorar de manera continua los niveles de calidad y productividad; generando niveles de confianza con la comunidad. “Nuestro compromiso es seguir avanzando haciendo honor a nuestra historia y mantener el compromiso con el futuro, ayudando a mejorar la salud de la población”.

La línea Química

Desde 2011 produce una amplia variedad de medicamentos de la industria farmacéutica con padrones de alta tecnología y calidad. Entre comprimidos, jarabes, cápsulas, cremas, gel, gotas y ungüentos, son más de 150 productos que se fabrican en su laboratorio de la ciudad de El Alto.

La línea Natural

Hahnemann ha incursionado en la producción de productos de la medicina natural. Son más de 150 medicamentos que bajo estas características se fabrican en sus laboratorios, entre comprimidos, gotas, spray, sobres y gel; destacando antiinflamatorios, energéticos, relajantes y antioxidantes.

La línea Homeopática

Es el único laboratorio en Bolivia dedicado hace 28 años a la investigación, producción y comercialización de productos homeópatas entre glóbulos y gotas. Una gran innovación y aporte a este revolucionario sistema de la medicina no convencional es la fabricación del botiquín homeopático de 20 frascos.